Centro Comercial 3C, 1ª planta. Tres Cantos, Madrid
Morderte las uñas perjudica tu salud bucodental

Morderte las uñas perjudica tu salud bucodental

23 mayo, 2019 3C Clínica Dental, Odontología General

Estamos seguros de que nunca lo habías pensado, pero esa es la realidad. Morderse las uñas, además de ser un hábito nada higiénico, ni evidentemente estético, trae malas consecuencias para tu salud.

Si está mal visto socialmente, en algunos casos además se convierte en un acción casi compulsiva que revela problemas emocionales o psicológicos de otra índole.

Si nos ceñimos a las consecuencias de salud bucodental de esta mala y fea costumbre, éstas son muy claras:

  • El esmalte de tus dientes se ve dañado, lo que aumenta considerablemente la aparición de caries.
  • Depende la intensidad y lo reiterativo de ésta “manía” se puede llegar a producir desgaste de las piezas dentales. Produciendo incluso microtraumatismos que van desprendiendo pequeñas partículas del esmalte.
    Si además se te ha practicado algún tipo de restauración de pieza dental, utilizas prótesis o coronas dentales, al morderte las uñas puedes estar dañando y fracturando la porcelana de estas piezas.

Por supuesto, otra relación directa de éste hábito con el perjuicio de tu salud bucodental viene derivada del aumento de la probabilidad de procesos infecciosos.

Así, se pueden provocar enfermedades de las encías como la gingivitis y periodontitis que además de las principales consecuencias y riesgos de las infecciones, provocan también el mal aliento.

Puede que te sorprenda, pero el hábito de morderse las uñas puede degenerar en malformaciones de la mandíbula.
La fuerza y presión que se llega a producir cuando alguien se muerde las uñas de forma reiterada, fuerza la posición de la mandíbula y puede alterar la articulación temporomandibular, con la consiguiente aparición de dolor mandibular.

Existen estudios de odontología que han demostrado como pacientes que muerden sus uñas con un hábito permanente, tienen mayor riesgo de padecer bruxismo. Es decir, crujir o apretar de los dientes de forma involuntaria, trae como otras consecuencias, dolor de cabeza, dolor facial, encías retraídas e hipersensibilidad dental, entre otros padecimientos.

¿Cómo poner solución a morderse las uñas?

Casi en la totalidad de los casos, este comportamiento se debe a causas emocionales como la ansiedad o el estrés, por lo tanto, nuestra mejor recomendación es:

  • Primer lugar y más importante: tomar consciencia de nuestro hábito y detectar aquellos momentos en que se nos dispara esta acción.
  • A partir de ahí, intentar implementar hábitos o rutinas que mejoren nuestro estado emocional o rebajen nuestro nivel de ansiedad o stress.
    Y por supuesto, si el problema es persistente y detectas cierta compulsión en el hábito, siempre y sin dudar, acude a tu médico o un especialista acreditado en problemas de carácter emocional o psicológico.

¡SOLICITA TU PRIMERA CONSULTA GRATUITA!

3C Clínica Dental