Centro Comercial 3C, 1ª planta. Tres Cantos, Madrid
tratamiento para las Enfermedades de las encías como tratar la gingivitis, periodontitis, mucositis y periimplantitis

Las enfermedades más frecuentes en nuestras encías

23 febrero, 2018 3C Clínica Dental, Main blog, Odontología General

Muchas son las personas que padecen Enfermedades de las encías. Si este es tu caso, es probable que ya conozcas sus síntomas más comunes: inflamación, enrojecimiento o sangrado de las encías, que pueden derivar en patologías más importantes.

Para prevenir estas patologías se deben seguir 2 pasos muy importantes e imprescindibles:

  • Acudir a las revisiones odontológicas cada 6 meses o cuando el dentista nos lo indique.
  • Una adecuada limpieza bucal, el especialista nos dará las premisas de cómo debe llevarse a cabo una correcta higiene de nuestra boca.

Enfermedades de las encías más frecuentes:

Las enfermedades más frecuentes que los dentistas tratan habitualmente en su consulta son las siguientes:

 

Sangrado de encías:  el sangrado de las encías es muy habitual tras la acumulación prolongada del sarro o por un cepillado demasiado brusco.

El tratamiento es muy sencillo. Solo basta con que te limpies a diario los dientes, utilices enjuague y visites al dentista.

 

Gingivitis: aparece cuando en las encías se acumula durante mucho tiempo y de forma continuada, placa y sarro. Cuanto más tiempo permanezca la placa en tu boca, mayor probabilidad de que padezcas gingivitis.

Los síntomas más característicos son las encías enrojecidas, inflamadas y que sangran de manera habitual.

Se soluciona con una buena higiene bucal diaria, así como la realización de una limpieza en profundidad en la clínica dental; normalmente con una limpieza al año suele ser suficiente, dependerá de la frecuencia con la que aparezca el sarro nuevamente en tus dientes.

 

Periodontitis:  es una inflamación y en algunos casos más severos, infección, que se produce en la encía, cerca del diente y es la consecuencia de no haber tratado la gingivitis en su momento. En esta enfermedad, la inflamación y la infección van desde las encías hasta los ligamentos e incluso en llegan hasta el mismo hueso.

Si no procuras el tratamiento adecuado a las encías y a los huesos que sostienen los dientes corres el riesgo de ir perdiendo poco a poco piezas dentales.

El tratamiento varía según la intensidad de la enfermedad.

En los casos más frecuentes, primero es necesario un estudio completo del estado de la boca para pasar después a la limpieza en profundidad que debe ser realizada por el especialista. Finalizada la limpieza, tu dentista te marcará unas pautas básicas para el correcto cuidado de tus dientes y te citará a las revisiones de mantenimiento rutinarias, estas revisiones son importantes, procura no saltártelas.

 

Retracción de las encías:  el desgaste de la encía provoca que se retraiga produciendo que tanto el diente como la raíz queden expuestas. Esto hace que se puedan producir otro tipo de molestias y enfermedades dentales como sensibilidad dental, pérdidas de piezas o infecciones.

En cuanto al tratamiento, el especialista deberá diagnosticar y  eliminar las causas que han producido la enfermedad. De vital importancia es modificar tus hábitos de higiene y procurar una dieta equilibrada. En casos más severos se podría valorar la cirugía.

 

Mucositis: es una inflamación de la mucosa oral o la garganta y es muy frecuente en pacientes oncológicos que están recibiendo quimioterapia.

Los principales síntomas son dolor, ulceraciones en la boca, sangrado y en algunos casos infecciones.

Tu dentista de confianza te dará las instrucciones y tratamiento adecuado para esta enfermedad, que habitualmente con una buena higiene bucal y un tratamiento tópico para calmar el dolor y curar las ulceraciones, suele remitir en un corto – medio plazo.

En estos casos, cuando hablamos de pacientes oncológicos, es muy importante el trabajo conjunto del dentista y el oncólogo.

 

Periimplantitis:  es provocada por la presencia de microorganismos en los tejidos que circundan los implantes dentales. Son propios de esta enfermedad, el dolor, enrojecimiento o el sangrado, ocasionando una posible pérdida del soporte óseo.

El tratamiento combina los antibióticos con el denominado desbridamiento o raspado subgingival para eliminar y restaurar el tejido afectado.

 

En estos casos, como en los anteriores, la visita al odontólogo es imprescindible para que nos prescriba el tratamiento más adecuado.  Evita de todas las maneras posibles, utilizar tratamientos caseros o medicamentos que te recomienden personas que no sea el especialista.

Y como siempre, cabe insistir en la conveniencia de realizar una dieta equilibrada y saludable,  restringir la ingesta de azúcares en exceso, mantener una correcta higiene oral y visitar al odontólogo para evitar y/o tratar las enfermedades de las encías.

¡SOLICITA TU PRIMERA CONSULTA GRATUITA!

3C Clínica Dental